Reseña Historica

El Círculo Odontológico de Catamarca nació como una idea de un grupo de odontólogos visionarios y comprometidos con el servicio a la comunidad quienes vieron la conveniencia de crear un centro que estudie y solucione los problemas de la Odontología en la provincia. De esta manera, a iniciativa de un puñado de pioneros, por unanimidad se resolvió crear el Círculo Odontológico de Catamarca y nombrar una Comisión Directiva que lo represente. Fue el 12 de junio de 1945 a las veinte horas, en el local de la Dirección de Salubridad Provincial, que funcionaba en calle Prado 301. Aquellos socios fundadores fueron los doctores Bernardo Schaeffer (elegido primer presidente), Carlos Chueca, Alfonso Martínez, Luis Bolomo, Horacio Quiroga Valdez, Salvador Bellavía y la infaltable presencia femenina con las doctoras María del Valle Jiménez, Fany Zepeñuk y Federica de Domínguez. Desde entonces, las actividades de nuestra institución fueron en franco crecimiento hasta el presente, pasando por diferentes etapas desde la adquisición de la sede social en el actual edificio de calle Junín, durante la presidencia del Dr. Jorge Raúl De la Cuesta. Las actividades sociales y deportivas también son instancias privilegiadas en la historia de la institución, como la organización de brillantes jornadas aniversario y olimpiadas regionales, que permiten afianzar los lazos con colegas de diferentes provincias. Desde octubre de 1989, el centro de estas actividades es el predio del Club Odontológico ubicado en San Isidro, en la margen oriental del Río del Valle. Con la incorporación de la Escuela de Posgrado en mayo de 1993 la capacitación se fortaleció como uno de los pilares fundamentales de la institución, iniciando un período de franco crecimiento en el campo científico, que permite a la masa societaria adquirir las necesarias actualizaciones en los distintos campos de la Odontología para brindar un servicio de excelencia al paciente. La profunda refuncionalización realizada en la sede social a fines de los `90 adecuó la estructura a las exigentes demandas actuales, con mayor ingreso de socios y una prestación de servicios informatizada, más compleja y completa. La labor comunitaria en distintos puntos de la provincia es otro de los aspectos que distinguen a la institución, que en 63 años de vida institucional se ganó un merecido espacio en la consideración social, profesional e institucional de la provincia. Por la excelencia institucional y trayectoria, actualmente podemos decir con orgullo que nuestro Círculo es considerado como uno de los más importantes del país.